Multimediático: Información e internet

La revolución móvil

La demostración de miopía tecnológica más escalofriante de nuestros tiempos es la omisión, por casi todos los sectores, de la sociedad sobre la preponderancia de las comunicaciones móviles.

Políticos, especialistas del mercadeo, periodistas, cuerpos de seguridad del Estado, entre otros, usan las redes sociales a través de dispositivos móviles cotidianamente. Twitter, Instagram, Facebook son destinos fijos desde todo teléfono inteligente.

Pero además todos usamos la mensajería de texto (sms), las aplicaciones de mensajes como Whatsapp o Line, y obviamente la capacidad de llamar vía línea telefónica, Skype, o FaceTime.

Los medios de comunicación online reciben hoy en día alrededor de la mitad de su tráfico desde dispositivos móviles, algo que se entiende en un país donde hay más líneas de teléfonos celulares que personas. Pero además YouTube y Google Adwords ya reportan que la mayor parte de sus impresiones se logran en teléfonos inteligentes o tabletas. Así que la tendencia es mundial.

Ante esta realidad, es poco lo que ofrecen los medios de comunicación, los organismos gubernamentales o las empresas para los usuarios.

Los más osados trabajan en sitios construidos bajo la filosofía del diseño responsivo, que sugiere que su sitio Web puede adaptarse a un nuevo layout si es visitado desde un teléfono o una tableta.

Sin embargo, el ritmo y frecuencia de las consultas de información generadas desde celulares, el tipo de información que se busca y las posibilidades de interacción que ofrecen dichos dispositivos, son terreno casi inexplorados por las entidades vernáculas.

Ciertamente, muchos bancos y medios de comunicación ya están presentes en los mercados de aplicaciones móviles (Google Play, App Store o Blackberry); pero por ahora lo móvil es siempre visto como algo complementario o secundario.

En la medida que se vaya tomando conciencia de la importancia para el público y las tremendas oportunidades del medio, veremos aplicaciones más osadas y más empresas o entes gubernamentales apostando a lo móvil.

En el futuro, usted podrá pagar sus impuestos, realizar trámites bancarios complejos, inscribirse en la universidad, darle información a su periodista de confianza de forma encriptada y hasta elegir un presidente a través de su teléfono celular.

@rubensyanes


One thought on “La revolución móvil

Leave a Reply